Tips de limpieza del laminado para prevenir el COVID-19

Varios organismos de salud recomiendan la desinfección diaria de las superficies que se tocan con frecuencia, como mesas, pomos de puertas, interruptores de luz, encimeras, manijas, escritorios, teléfonos, teclados, inodoros, grifos y lavamanos; sin embargo, al momento que salimos de nuestros hogares transportamos en nuestros calzados todos los agentes (tanto sucio como gérmenes y bacterias) que se encuentran en la calle y lo llevamos a nuestros hogares, por lo que también debemos de esforzarnos en limpiar nuestros pisos.

Conoce estos tips Deconcept para la limpieza y desinfección de pisos laminados.

  • Barrer el piso: Al momento de emplear una escoba tradicional, por sus duras cerdas, pueda que la superficie quede rayada y es algo que luego no se podrá solucionar tan fácilmente; para sustituir este elemento recomendamos emplear una mopa de microfibra o una aspiradora.
  • Limpiar con la aspiradora: Emplea el cepillo adecuado, deja de lado los cepillos giratorios, pues puede ocasionar problemas con la superficie, no uses la aspiradora de forma continua, solo cuando la limpieza debe ser extrema, para sustituirla volvemos a la mopa, una clase de limpión bastante suave que, acompañado de los productos necesarios de aseo ofrece los mejores resultados.
  • Fregar el piso laminado: Por lo general se necesita de abundante agua para limpiar a profundidad todo tipo de suelos, menos el laminado, pues aquí el exceso de agua puede llegar a filtrar en los perfiles de cada tablón, esto lo que hace es inflamar la superficie y provocar grande manchones, entonces, si no quieres arriesgarte, lo mejor es emplear un trapo levemente húmedo, puedes escurrir muy bien la fregona o trapero antes de pasarlo por el piso y sin realizar movimientos repetitivos, también puedes optar por una mopa a vapor eléctrica, de esta forma sacar el brillo que quieres ver en tu piso.

En caso de tener manchas en el piso laminado, recomendamos emplear alcohol o acetona para ceras, aceites, esmaltes y manchas de tinta, eso sí, siguiendo siempre las instrucciones y no exagerando su cantidad, contrario a lo que muchos piensan, elementos como el estropajo, las ceras, jabones y disolventes son productos que solo empeoran las condiciones de la superficie, así que fíjate bien lo que aplicas sobre el suelo y mejor, cuenta con ayuda de grandes expertos en su limpieza.

Ahora bien, para el correcto mantenimiento del piso laminado debes tener en cuenta factores y aspectos como, el tipo de textura, la protección en los muebles que están ubicados sobre él y la entrada principal, pues lo mejor y más recomendable es contar con una alfombra en la puerta para limpiar previamente los zapatos así evitas arenas y gravillas que puedan afectar el estado del suelo. Asegúrate de seguir cada una de nuestras recomendaciones y te garantizamos prolongar el buen estado de tus pisos laminados.

La limpieza se debe de iniciar desde la parte más alejada de la puerta de entrada hacia la misma. Posteriormente se deberá realizar una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.

Es importante mencionar que cada sustancia desinfectante tiene sus propias instrucciones específicas. Una regla general importante es que no se debe eliminar inmediatamente una solución limpiadora tan pronto como se la haya aplicado a una superficie. Deje que se quede ahí lo suficiente para matar los virus primero ya que estos tienen la capacidad de durar en las superficies por horas, incluso días.

Por último, no utilice diferentes agentes de limpieza al mismo tiempo. Algunos productos químicos de uso doméstico, si se mezclan, pueden crear gases peligrosos y venenosos.

Quédate en casa. 

 

SOCIAL

Facebook Instagram Mail Pinterest

¡No olvides seguirnos!

0