DECONCEPT
Slider

LIMPIEZA DE MANCHAS EN PISOS LAMINADOS              

Si tienes piso laminado, seguro alguna vez te preguntaste cómo limpiarlo sin estropearlo, bueno, para resolver esta duda, hoy, decidimos darte una serie de recomendaciones ideales para limpiar perfectamente y sin daños tu piso laminado, ¡echa un vistazo al artículo completo!

Para empezar, cabe resaltar que los pisos laminados son de mucho cuidado, y claro, no son un material fácil de limpiar, pero con las indicaciones adecuadas, puedes lograrlo sin ocasionar o empeorar las manchas ya producidas.

A continuación, contaremos diferentes aspectos y tipos de suciedad o manchas y la correcta solución para atacar cada una de ellas.

Remover manchas de sangre del piso laminado: Para eliminar las manchas de sangre, recomendamos rociar una pequeña cantidad de limpiador de ventanas en la mancha a quitar, claro que debes limpiarlo inmediatamente con un trapo levemente mojado en agua tibia, asegúrate de usar un trapo de microfibra no abrasivo, mientras más rápido limpies la mancha más efectivos serán los resultados.

Remover gomas de mascar: Para lograrlo, emplea un cuchillo plástico de cocina, aparte, frota el residuo con un trapo suave y medio húmedo, humedece ese trapo y pásalo leve y rápidamente por la goma de mascar, luego, utiliza el cuchillo de plástico para terminar de removerla.

Limpieza de bebidas, marcas de crayones o tintas: Por lo general, esta clase de manchas puede removerse con un trapo de microfibra ligeramente húmedo, ahora bien, para las manchas de tinta difíciles de remover, debes agregar un poco de detergente o quita tinta al trapo levemente húmedo, luego, asegúrate de relimpiar el área con otro trapo empapado en agua tibia y perfectamente limpia.  

Para remover esmalte: Consigue un poco de removedor de esmalte y humedece levemente el trapo con el que vas a limpiar, talla la mancha hasta que finalmente desaparezca, luego, limpia con un trapo perfectamente limpio y medio humedecido con agua tibia.  

Eliminar manchas ocasionadas por tacones y suelas de zapatos: Para hacerlo con éxito, utiliza un borrador de lápiz, talla las manchas con el borrador hasta que se levantes del piso laminado.

Remover grasa: Para lograrlo, emplea una compresa lo suficientemente fría como para congelar la grasa, ésta debe quedar completamente endurecida, luego, el paso a seguir es raspar la grasa con el cuchillo plástico de cocina, asegúrate de no emplear ningún elemento metálico y para finalizar, limpia los residuos de grasa con una pequeña cantidad de limpiador de ventanas y luego quítalo con un trapo húmedo.

 

Suscríbete a nuestra newsletter Recibe nuestras promociones

Contáctanos por WhatsApp