DECONCEPT
Slider

Si en tu hogar o espacio laboral cuentas con pisos laminados, sabemos que te has dado de sus beneficios, y es que esta clase de pisos se limpian fácilmente y, prácticamente, no requieren de mucho mantenimiento, sin embargo, debes tener en cuenta ciertos tips para prolongar su longevidad.

Por su parte, los suelos laminados no cuentan con superficie porosa, es por esto que están protegidos contra la absorción de líquidos, hoy, en Deconcept te enseñaremos a cuidar estos pisos correctamente y paso a paso.

 

Sabemos que los pisos o suelos se encargan de añadir una apariencia y un valor agradable tanto al hogar como al espacio laboral, a continuación, te damos unos cuantos consejos para limpiar tu piso laminado correctamente y al mismo tiempo, te enseñamos qué es lo que se hace mal con cada uno de estos pasos:

  • Barrer el piso: Al momento de emplear una escoba tradicional, por sus duras cerdas, pueda que la superficie quede rayada y es algo que luego no se podrá solucionar tan fácilmente; para sustituir este elemento recomendamos emplear una mopa de microfibra o una aspiradora.
  • Limpiar con la aspiradora: Emplea el cepillo adecuado, deja de lado los cepillos giratorios, pues puede ocasionar problemas con la superficie, no uses la aspiradora de forma continua, solo cuando la limpieza debe ser extrema, para sustituirla volvemos a la mopa, una clase de limpión bastante suave que, acompañado de los productos necesarios de aseo ofrece los mejores resultados.
  • Fregar el piso laminado: Por lo general se necesita de abundante agua para limpiar a profundidad todo tipo de suelos, menos el laminado, pues aquí el exceso de agua puede llegar a filtrar en los perfiles de cada tablón, esto lo que hace es inflamar la superficie y provocar grande manchones, entonces, si no quieres arriesgarte, lo mejor es emplear un trapo levemente húmedo, puedes escurrir muy bien la fregona o trapero antes de pasarlo por el piso y sin realizar movimientos repetitivos, también puedes optar por una mopa a vapor eléctrica, de esta forma sacar el brillo que quieres ver en tu piso.

En caso de tener manchas en el piso laminado, recomendamos emplear alcohol o acetona para ceras, aceites, esmaltes y manchas de tinta, eso sí, siguiendo siempre las instrucciones y no exagerando su cantidad, contrario a lo que muchos piensan, elementos como el estropajo, las ceras, jabones y disolventes son productos que solo empeoran las condiciones de la superficie, así que fíjate bien lo que aplicas sobre el suelo y mejor, cuenta con ayuda de grandes expertos en su limpieza.

Ahora bien, para el correcto mantenimiento del piso laminado debes tener en cuenta factores y aspectos como, el tipo de textura, la protección en los muebles que están ubicados sobre él y la entrada principal, pues lo mejor y más recomendable es contar con una alfombra en la puerta para limpiar previamente los zapatos así evitas arenas y gravillas que puedan afectar el estado del suelo. Asegúrate de seguir cada una de nuestras recomendaciones y te garantizamos prolongar el buen estado de tus pisos laminados.

Suscríbete a nuestra newsletter Recibe nuestras promociones

Contáctanos por WhatsApp